Ferrari F430

FERRARI F430

El modelo que reemplazará al Ferrari 360 Modena en 2005 se llama 430. Como el 360, tiene un bastidor de aluminio, con un motor de ocho cilindros en V a 90°, colocado en posición central trasera longitudinal y de 490 CV.

Mide 4.512 mm de largo y 1.923 de ancho y 1.214 de alto; es algo más largo, y casi igual de ancho y alto que el 360.

La batalla (2.600 mm) y las vías (1.669 y 1.616 mm) coinciden casi exactamente con las del 360.

Como el 360 (y el 355, que precedió a ambos) tiene un fondo plano, se distingue de los dos por un aparatoso difusor trasero (imagen). Este elemento, que también tenía el 360 pero más pequeño, sirve para acelerar el paso de aire bajo el coche cuando avanza a gran velocidad.

La principal diferencia con el motor de 3,6 l del 360 es que éste tiene 4.308 cm³ (de ahí su nombre). Las medidas del nuevo motor son 92 x 81 mm; la carrera es proporcionalmente más corta que en el motor del 360.

La relación de compresión de este nuevo motor es aún más alta que la del anterior (11,3 a 1, en lugar de 11, 0). En parte debido a eso, alcanza un par máximo de 465 Nm, que es una cifra extremadamente alta para un motor atmosférico de su cilindrada (108 Nm/l, antes 104). Da el par máximo a 5.250 rpm.

También aumenta la potencia específica con relación al motor del 360: 114 CV/l contra 112. El régimen de potencia máxima es 8.500 rpm, el mismo que antes, y la zona roja del cuentavueltas comienza justo en ese régimen.

Ferrari declara una velocidad máxima de 315 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 4 s. El peso en condiciones de homologación es 1.450 kg; por tanto la relación entre peso y potencia es 3,0 kg/CV.

El Ferrari 430 es, por tanto, ligeramente más rápido en velocidad máxima y en aceleración que un Lamborghini Gallardo (309 km/h y 4,2 s de 0 a 100 km/h).

Como el 430, el Gallardo está hecho de aluminio, pero tiene un motor de diez cilindros en vez de ocho, y tracción total en vez de trasera; una Gallardo pesa 1.605 kg en condiciones de homologación.

Según la información que ha dado Ferrari hasta el momento, la caja de cambios del 430 es automática (tipo F1), y se puede manejar manualmente con mandos en el volante. Ferrari no señala si hay alguna diferencia entre el funcionamiento de esta caja y la del Modena. Sí dice que el diferencial trasero es completamente nuevo y tiene un sistema de bloqueo controlado electrónicamente.

Las verdaderas estrellas de este modelo son dos incorporaciones tecnológicas directamente importadas de la Fórmula 1. La primera es el diferencial electrónico, que el F430 monta en el eje trasero, que además es el de tracción del vehículo. La otra novedad es el denominado ‘steering wheel-mounted switch’, es decir un mando situado en el volante, más conocido en la Fórmula 1 como ‘manettino’.

Gracias a este dispositivo, quienes se sienten al volante de una F430 dispondrán de un control mucho mayor sobre su automóvil que cualquier otro mortal, si exceptuamos a los conductores de F1. Desde este mecanismo el piloto podrá adaptar a su antojo, según las condiciones de conducción y del terreno, todos los sistemas integrados que gestionan la marcha del vehículo.

Pero dentro del apartado estético lo más importante, aparte del portón trasero transparente desde el que se puede admirar el motor, mucho más logrado que en el Modena, es la anunciada inclusión en relieve del nombre del modelo sobre los retrovisores. Este ha sido un tema muy controvertido sobre el que muchos puristas de la tradición Ferrari se han mostrado en claro desacuerdo. Ahora que disponemos de estas primeras imágenes podemos aventurar que, probablemente, este aspecto se convertirá en otro de los elementos de distinción dentro de la marca, que quizá también veamos muy pronto imitado por los aficionados al tunning.

Opcionalmente podrá tener frenos de material compuesto de cerámica y fibra de carbono. Desde el volante se puede cambiar la respuesta de varios elementos del coche para que se adapten a varias situaciones de conducción (imagen).

El modelo de producción y sus 520 caballos llegarán al mercado “a comienzos de 2007”, así que ya nos vamos haciendo a la idea de que será una de las novedades a presentar en el Salón de Ginebra.

Ficha técnica

Dimensiones. Largo. 4512mm. Ancho. 1923mm. Alto. 1214mm. Batalla. 2.600 mm.
Motor.8 Cilindros en V a 90º de 4.308cc. Potencia 490CV a 8500rpm. Par máximo. 465Nm (47.4kgm).
Prestaciones.Velocidad Máxima.315Km/h. Aceleración de 0 a 100km/h en 4sg.

Modelo Precio sin descuento

gasolina
490 cv Ferrari F430 4.3 V8 163.896 € –
490 cv Ferrari F430 4.3 V8 F1 Automático 171.960 € –

gasolina cabrio
490 cv Ferrari F430 Spider 4.3 V8 181.560 € –
490 cv Ferrari F430 Spider 4.3 V8 F1 Automático 189.500 € –

EL LOGO DE FERRARI

El famoso símbolo de Ferrari es un caballo negro encabritado sobre fondo amarillo, normalmente con las letras S F de Scuderia Ferrari.

Originalmente el caballo era el símbolo del conde Francesco Baracca, un legendario “asso” (as) de las fuerzas aéreas italianas durante la Primera Guerra Mundial, quien lo pintaba en el lateral de sus aviones. Baracca murió muy joven el 19 de junio de 1918, al ser derribado tras 34 duelos victoriosos y muchas victorias de su equipo, y pronto se convirtió en un héroe nacional.

Baracca había querido que el caballo encabritado estuviese en sus aviones porque su escuadrón, los “Battaglione Aviatori”, estaba enrolado en un regimiento de caballería (las fuerzas aéreas estaban en sus primeros años de vida y no tenían independencia administrativa), y también porque él mismo tenía fama de ser el mejor cavaliere de su equipo.

Se ha supuesto que la elección de un caballo fue quizás debida en parte al hecho de que su familia nobiliaria era conocida por tener muchos caballos en sus fincas en Lugo di Romagna. Otra teoría no comprobada sugiere que Baracca copió el diseño del caballo encabritado a un piloto alemán que llevaba el escudo de la ciudad de Stuttgart en su avión. Curiosamente, el fabricante de coches alemán Porsche, de Stuttgart, tomó prestado su logotipo del caballo encabritado del escudo de la ciudad.

El 17 de junio de 1923 Enzo Ferrari ganó una carrera en el circuito Savio de Ravena, y allí conoció a la condesa Paolina, madre de Baracca. La condesa le pidió que usara el caballo en sus coches, sugiriendo que le traería buena suerte, pero la primera carrera en la que Alfa le permitió usar el caballo en los coches de la Scuderia fue once años después, en las 24 Horas de Spa en 1932. Ferrari ganó.

Ferrari conservó el caballo negro tal y como había estado en el avión de Baracca, pero sin embargo añadió un fondo amarillo porque era el color representativo de su lugar de nacimiento, Módena.

El caballo encabritado no siempre ha identificado únicamente a la marca Ferrari: Fabio Taglioni lo usó en sus motocicletas Ducati. El padre de Taglioni fue de hecho uno de los compañeros de Barcca y luchó junto a él en la 91ª Escuadra Aérea, pero cuando la fama de Ferrari creció, Ducati abandonó el caballo. Esto pudo haber sido el resultado de un acuerdo privado entre las dos marcas.

El caballo encabritado es hoy una marca registrada de Ferrari.

5 pensamientos en “Ferrari F430

  1. jorge

    pus vaya una puta mierda d comentario, esa es la historia?? pos esta un poco inventada no crees?? si te pones en contacto cnmigo te dire la autentica historia y teng pruevas d como nacio el caballo d ferrari, tiene k ver con una herradura colocada en la pezuña d un caballo ace muxos años, asi comenzo, ponte en contacto cnmigo y te dire. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *