Porsche 911 Carrera

Una vez leí que una de las cosas que distingue a un Porsche es que puedes hacer un viaje de 500 km exprimiendo la mecánica al máximo y, cuando llegas al primer semáforo y te detienes, el motor ralentiza como si lo acabaras de arrancar. Y por lo visto, a este nuevo Porsche le vuelve a pasar lo mismo.

El coche de los sueños de mi padre de toda la vida. Asi que, debía hacerle un hueco en este, mi rincón. Y aunque los tiempos han cambiado..

… las cosas buenas, nunca dejan de serlo. (Esto va por ti papá, para que sigas soñando y nunca dejes de hacerlo, pues la vida no es vida si uno pierde la ilusión).

El 911 Carrera tiene ahora un motor más potente (320 CV), ligeros cambios de diseño que lo distinguen más del Boxster y que afectan también a la aerodinámica, retoques en el bastidor y mejoras en la funcionalidad. Capaz de alcanzar una velocidad máxima de 285 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 5,0
Comparado con otros deportivos de similar potencia, el Porsche 911 Carrera sigue siendo uno de los mejores en prestaciones, estabilidad, capacidad de frenada e, incluso, por comodidad.

El Empuje

De un motor con 320 CV es normal esperar unas elevadas prestaciones. Por eso, lo que más me ha llamado la atención del motor Porsche es su impresionante capacidad de recuperación y su poderoso empuje desde poco más de 1.000 rpm (curva de par y potencia). El motor de 3,6 litros (antes 3,4 litros) tiene un sistema de distribución variable (denominado VarioCam Plus) similar al utilizado en el 911 GT3 y 911 Turbo. Lo curioso es que dicho sistema de distribución variable hace cambiar el tono de su característico sonido ronco y “metálico” conforme sube de vueltas. Se aprecia un cambio de sonido a 3.500 rpm, a 4.200 y a 5.300, hasta llegar a la zona roja a 7.000 rpm y al corte de inyección a 7.300 rpm. El “bramido” del motor es muy bonito, pero la sonoridad interior es alta cuando rodamos a elevada velocidad.

Podemos ir a 60 km/h en 6ª marcha y ganar velocidad sin necesidad de reducir.

En un uso habitual para este coche, a ritmo ágil por carretera y ciudad, el consumo medio ha sido de 15,6 litros/100 km, mientras que el consumo medido en autopista, manteniendo una velocidad de crucero elevada, se sitúa entre 15 y 17 litros/100 km.

Eficaz

 

La disposición del motor («colgado» tras el eje trasero) crea cierta sensación de flotación en el eje delantero a la cual hay que acostumbrarse. Después de hacerlo, da una gran sensación de seguridad y agarre. Su escaso balanceo nos permite rodar muy rápido en curva, con la sensación de ir más despacio de lo que en realidad vamos. Apoyados en medio de una curva larga a 180 km/h conserva una excelente capacidad para frenar o cambiar la trayectoria, sin movimientos extraños y con la mayor seguridad. La confianza que transmite es tal, que el conductor debe ser permanentemente consciente del ritmo al que va al volante del 911 con relación al resto de los coches.

El alerón trasero retráctil genera una importante carga aerodinámica sobre el eje posterior que contribuye a mejorar su estabilidad a elevada velocidad. Dicho alerón se levanta automáticamente cuando el coche supera 120 km/h.

Además, el control de tracción del PSM permite acelerar a fondo sin miedo a un posible sobreviraje, incluso sobre superficie deslizante. En cualquier caso, la motricidad del Porsche 911 es tan alta, que para que llegue a perder tracción sobre suelo seco hay que ir prácticamente provocándolo. Sobre suelo mojado la cosa cambia y nos puede llegar a sorprender si no sabemos dosificar convenientemente el acelerador.

El único aspecto que repercute negativamente en el confort es la elevada sonoridad interior: por un lado por el sonido del motor, por otro, a causa de los sonidos aerodinámicos que se producen en las juntas de las ventanillas laterales.

Interior

A diferencia de otros deportivos, el Porsche 911 Carrera es un coche que permite usarlo a diario con cierta comodidad, salvo para entrar y salir de él. La visibilidad es buena, su maniobrabilidad en sitios angostos es sobresaliente (tiene un radio de giro de 10,6 metros), el motor trabaja con la precisión de un reloj entre el tráfico congestionado y los mandos tienen un accionamiento agradable en general.

Como cupé 2+2 que es, el Porsche 911 ofrece una habitabilidad correcta a los pasajeros delanteros y poco espacio en las dos plazas traseras (sólo para niños).

Precios

Uno de los aspectos que distingue y da todavía una mayor exclusividad a un Porsche es la posibilidad de configurar su equipamiento a la medida de nuestro gusto y las posibilidades del “talonario”. Si bien hay algunas lagunas en el equipamiento de serie de este coche que cuesta casi 14 “kilos” (82.444 €), la extensa lista de opciones que ofrece Porsche es capaz de satisfacer el gusto más caprichoso.

Datos técnicos

  Manual Tiptronic S
Cilindrada 3.596 cm³ 3.596 cm³
Potencia máxima (DIN) 239 KW (325 CV) 239 KW (325 CV)
a un régimen de revoluciones por minuto 4.250 rpm 4.250 rpm

  Manual Tiptronic S
0-100 Km/h 5,0 s 5,5 s
Recuperación (80-120 Km/h) 6,5 s 6,7 s

  Manual Tiptronic S

  Manual Tiptronic S
Anchura 1.808 mm 1.808 mm
Batalla 2.350 mm 2.350 mm
Tara según DIN 1.395 kg 1.435 kg
Peso máximo autorizado 1.810 kg 1.855 kg

  Manual Tiptronic S

  Manual Tiptronic S
Carretera 8,1 l 8,1 l

Precio     EUR 88.358,00 incluyendo IVA EUR 91.526,00 incluyendo IVA


Fuentes: http://www.porsche.com/spain/ y http://www.km77.com/

Saludos.

7 pensamientos en “Porsche 911 Carrera

  1. jandro

    Te voy a denunciar por sacar mis propiedades en un medio público.
    Ya decía yo, que para que habrías sacado la cámara cuando te bajé a la cochera.

  2. ZeRoX

    Jajaja, os recomiendo que echéis un vistazo en la propia web de Porsche al nuevo 911 GT2.

    Ya verás Herz si a tu padre le gusta ese o no jejejej

  3. Herzeleyd

    hahaaha si, si hay coches muy bonitos, pero cuando te ha gustado de toda la vida algo, no quieres cambiarlo 🙂
    No creo que prefiriera el GT2, por el carrera 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *