Final Fantasy III DS

Hace unas semanas me estuvo apeteciendo un juego mítico de Rol, y cuando digo mítico me refiero en parte a retro. Aquellos juegazos de las consolas de 8 bits en los que su principal virtud era la historia y la jugabilidad y no los gráficos, que parece ser lo primordial hoy en día para ocupar un lugar relevante en las estanterías de tu tienda de videojuegos.

Asi pues me dediqué a investigar un poquito y preguntar otro poco y llegué a la conclusión de que el juego que necesitaba era el remake del fabuloso FF III para DS.

El juego salió a la venta en 1.990 para la consola FAMICOM. Tiene la particularidad de que nunca llegó a salir de Japón, por lo que muy pocos pudieron disfrutar de él y otros muchos menos entenderlo. De ahí, hace unos años la desarrolladora principal del juego decidió incluir en unos de sus juegos de la GB una encuesta preguntando sobre cual sería el juego que les gustaría ver en la pantalla de su portátil (ya que después de muchos rumores y mucho esperar, no se hizo el remake del que todo el mundo hablaba). Asi pues nació FF III no como un rumor, sino como una realidad al ganar en la encuesta con una abrumadora diferencia.

Salió a la venta en España a finales de Mayo, principios de Junio del 2.007 y ahora, casi entrando en el nuevo año 2.008 me he hecho con esta pequeña maravilla.

Juego de rol mítico donde los haya, una curiosa historia, dragones, mazmorras, un amplio mapa a investigar con todo tipo de secretos y sorpresas. Personajes caracterizados, hechizos, espadas, diálogos, reyes, princesas y todo en la pantalla de una portátil, con gráficos en 3d, con algo de 2d. Habilidades especiales, trabajos, especializaciones y un largo etcétera. Y por supuesto mejorando la primera versión de la famicom.

La introducción es de lo mejor que se ha visto en la DS, quizás se podría decir que la mejor introducción para la pequeña de nintendo hoy en día.

Pero vamos, no intento hacer un análisis del juego, sino simplemente comentar a simple vista las virtudes de este juego y recomendar para todos aquellos que añoran aquellos juegos de rol que tanto han cambiado hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *