El asesino de la manzana

El otro día me sentía algo creativo y decidí hacer un experimento… el asesinato de una manzana 😆

En la foto podreis observar varios elementos que no están puestos al «tun tun», la manzana, destacando por encima de todo, un cuchillo clavado en ella, que no aparece entero pero que queda reflejado en la sombra, la sangre, y las tres pruebas del crimen:

1. Una cáscara de naranja. ¿La naranja asesina?

2. Un pelo ¿Una naranja peluda?

3. Una cola de manzana ¿Un romance?

Los hechos aún no han sido esclarecidos y crea un ambiente bastante tenso y confuso, de ahí esos colores apagados, excepto en donde hay que centrar la atención, en la manzana asesinada (la cual está pocha, por causas evidentes ¡Está muerta!).

Pincha en la imagen para verla a mayor tamaño.

Cámara: Sony DSLR-A100 Exposición: 0,125 sec (1/8) Aperture: f/18 Lente: 30 mm Velocidad ISO: 200 Tendencia de exposición: 0/10 EV Flash: Flash fired Modo: Manual

No me pregunteis como surgió la idea, porque ni yo lo se, pero ahí está. Quizás más adelante siga haciendo más experimentos de este estilo.

¿Qué os ha parecido?

7 comentarios en “El asesino de la manzana

  1. jandro

    A mí lo que me ha parecido es que te engañaron y las pastillas para el dolor de cabeza eran otra cosa o, que debemos sacarte rápidamente a tomar unas copas y a que te de el aire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *