Repartiendo fotos entre los amigos

Como bien sabeis la mayoría,no  llevo mucho tiempo en la fotografía, y un poco menos trabajando en un blog sobre ella. Muchas cosas han pasado en este tiempo, he ido aprendiendo, y ahora empiezo a mirar y me doy cuenta de algo curioso y que me enorgullece.

Si en la pandilla de amigos solemos juntarnos alrededor de 14 personas, creo que al menos 10 tienen fotos mias en sus casas. Esto te hacer ver que uno no lo estará haciendo tan mal, y que con el tiempo debe de estar habiendo un progreso.

Nunca he considerado mis fotos una maravilla, pero si me he dejado seducir por alguna de ellas, que a veces me han hecho pensar de si realmente la hice yo. Aunque como suelo ojear muy amenudo fotos en internet, es difícil crearte un ego, ya que los trabajos de infinidad de personas son realmente increibles, y es bueno para tener los pies en el suelo (por suerte creo que por ahora no hubo ningún día en que los despegué de él, y si lo hago algún día, por favor ¡despertarme!).

La verdad que nunca pensé que la fotografía como afición me diera tantas satisfacciones, excepto en el caso del dinero, es bastante caro hacerte de un buen equipo y siempre llega la necesidad de ir ampliándolo.

Como curiosidad, el 95% de mis fotos no tienen preparación previa, suelo ir casi siempre con la cámara en mano y cuando veo el momento, la situación o algo interesante hago la foto casi sin pensarlo. Incluso a veces después de llegar a casa puedo acabar desencantado con las fotos que hice, pero después de unos días comienzo a interpretarlas y editarlas. Rara vez una foto después de pasarla al ordenador me gusta, siento que son como el buen vino, que van mejorando con el tiempo, y cuando tienen el punto ahí estoy yo para catarlas. También creo que tendrá que ver con la forma de ver la fotografía con el paso del tiempo, no es igual ver una foto tuya en el momento que verla después de unos meses, con todo lo que puedes haber aprendido en ese tiempo.

Como decía, la mayoría de las fotos surgen en el momento, llevo la cámara muchas veces con los amigos y digo “venga ahora”, y me pongo a tirar fotos a diestro y siniestro. Con los hijos de mis amigos me lo paso en grande, les encanta que les haga fotos y luego verse en la pantallade la cámara. Además, cada vez van aprendiendo a hablar mejor y dentro de poco van a ser unos buenos modelos.

Esto muchas veces hace que te den ganas de preparar una sesión fotográfica, quedar un día a una hora y en un lugar concreto y dedicarme solo a hacer fotos a alguien, ya sea en pareja o sólo, creo que podría ser interesante. Aunque todavía soy un poco vergonzoso para tal hazaña.

Para terminar sólo quería añadir que ya tengo terminada la última foto de la hija de una amiga que me ha encargado (justamente la que aparece en este post), asi que pronto una foto más saldrá para un nuevo hogar.

2 pensamientos en “Repartiendo fotos entre los amigos

  1. SiTiN

    Solo quiero que sepas que la foto del Sombrero no se encuentra en una casa… si no en tres! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *