Los starbucks

Hay algo que se ha puesto muy de “moda” en España, y son los establecimientos Starbucks. Se trata de lugares en donde puedes tomar una gran variedad de cafés, mezclas de batidos, nata, pasteles… etc, todo ello muy americanizado. Más que nada, porque son unos establecimientos americanos y han querido mostrar el mismo aspecto en todas las partes del mundo.

El primer establecimiento se abrió en Seattle en 1971, y hasta hace nada, ha llegado a España, aunque sólo en grandes ciudades.

Si te paseas por el centro de Madrid, no es difícil encontrar cada 200 metros un Starbucks, hay zonas que están plagadas de ellos. En los mejores emplazamientos, con grandes cristaleras y en algunos casos, con vistas espectaculares.

Los cafés son caros, aunque también depende del que elijas.

La primera vez que pisé un Starbucks fue en Londres, y casi ni los conocía, no era algo que me atrayera mucho. El café estuvo regular, aunque me gustó la gran variedad que había.

Después de Londres no había visto nada en España, hasta hace poco que parecen haber salido de debajo de las piedras, para conquistar las ciudades españolas.

Lo que más me gusta de estos sitios, es la sensación de estar en un bar moderno, muy americanizado, con grandes cristaleras y sillones muy cómodos. Son fantásticos para sentarte y relajarte y pasar las horas muertas.

Tomarte un frapuccino, sentado en Callao, con vistas a la Gran Vía, en un sillón puesto justo en frente de una gran ventana, es algo realmente relajante.

Personalmente, aún teniendo en cuenta el precio de algunas bebidas, me parecen unos lugares muy agradables para pasar una tarde, sólo o con los amigos.

Starbucks cerca del Corte Inglés de Castellana.

Vistas desde el Starbucks de Callao, en la primera planta.

AKG 450

img_0422

Hace menos de una semana que he comprado por recomendación los Auriculares AKG 450 y quería comentaros mis impresiones.

El diseño es bastante bueno, con zonas acolchadas y con buenos materiales. La diadema ajusta bien, y el uso resulta cómodo durante horas.

Los cascos son plegables y se pueden llevar en una funda rígida que vienen con ellos.

Su tamaño es medio, y son cómodos incluso para usar en la calle. En principio ese tamaño intermedio, está pensado para eso.

Lleva un par de cables de distintas medidas y varios conectores.

img_0421

En cuanto al tema más imporante, que es el sonido, podría decir que es aceptable aunque esperaba más por el precio que tienen. Soy de las personas que les gustan sonidos profundos, con graves potentes y en ese aspecto me da la sensación de que flojean. El sonido no te llega a enolver por completo, teniendo la necesidad de pedir más.

Todavía sigo encontrando en  los Sennheiser HD212 PRO un sonido más embriagador.

Su precio está alrededor de los 90 euros, y dentro de la gama AKG para calle, creo que puede ser la mejor opción. Pero si lo que queréis es alucinar con el sonido y disfrutar cada nota, creo que estos auriculares no serían los adecuados.

img_0420

Lo bonito de compartir

Desde hace tiempo, muchos blogs han terminado siendo un “copy-paste” de los mejores post que se pueden encontrar por la red día tras día. Hay bastantes blogs que terminé por borrar en google reader, porque no eran más que una repetición de ellos mismos, sin aportar nada interesante, salvo en contadas ocasiones.

Me parece que está bien tener un lugar de información para encontrar las mejores noticias, o más interesantes de la red, pero creo que la tarea de los blogs para difundirlas, ha terminado.

Esa tarea ahora es desempeñada por páginas en las que se comparte información, tanto con sistemas como google reader, y páginas como menéame, facebook o similares, conocidas en algunos cosas como redes sociales.

Este tipo de redes han conseguido desde mi punto de vista, que los blogs que se dedicaban a copiar noticias, hayan terminado en el olvido. Y sinceramente, creo que es algo positivo. Hace años, un blog era una especie de diario digital, donde contábamos nuestras propias historias, mostrábamos al mundo nuestra forma de pensar, nuestros gustos, nuestra indignación y creo que el dinero jugó una mala pasada a la idea preconcebida que teníamos de ellos. Hubo un punto de inflexión hace unos años, en el que lo principal era conseguir visitas, y sacar dinero de la publicidad, de forma rápida y a poder ser con poco esfuerzo (típica descripción de la sociedad española). Esto devaluó la calidad general de los blogs y terminó por arruinar en parte, muchos de los blogs personales que mantenían la idea original.

Se trataba de mostrar al mundo, las cosas más curiosas y más divertidas, para que a cualquier persona le apeteciera entrar a nuestra web. Pero se olvidó el punto fundamental, y es que lo bonito de un blog es que la gente lo lea por lo que es, una copia de nuestra personalidad, de nuestra forma de entender las cosas, y no por rellenar un mundo fantástico lleno de cosas divertidas que nos importan un bledo.

El caso de google reader y su transformación a lo largo de los años, es un claro ejemplo de lo que intento contar. Ahora podemos compartir entre todos nuestros amigos, contactos o desconocidos (que nos sigan), información que nos parece interesante, consiguiendo que los post trabajados y personales tengan otra oportunidad.

Internet cambia a una velocidad de vértigo, sólo hay que echar un vistazo unos meses atrás para darse cuenta de ello. Y creo que los blogs vuelven a tener una segunda oportunidad. Al menos, es lo que he descubierto gracias al trabajo que realizo día tras día en mi blog fotoaprendiz, en donde quise compartir con todo el mundo mis progresos en la fotografía, compartir tanto mis aciertos como los fallos, para que cualquier persona pudiera entender una nueva forma de ver la fotografía, directamente y sin rodeos, algo personal.

Gracias a fotoaprendiz, a las personas que día tras día te agradecen lo que haces, gracias a los emails animando y a un montón de cosas más, me han hecho ver y comprender que a la gente le interesa realmente lo que nosotros hacemos, que no hay que buscar los post más interseantes de la red para que la gente te lea, y lo más importante, que a la gente le gusta conocer, aprender y reflexionar sobre nuestras opiniones y no sobre un montón de post repetidos, que poco o nada tienen que ver con nosotros.

Dando una segunda oportunidad a la nintendo DS

Hace varios años que dejé aparcada la nintendo DS. En su momento me hice con una gran colección de juegos, pero al poco tiempo me aburrí.

Ahora he vuelto, para ver cuanto han evolucionado la originalidad de los nuevos juegos, la calidad general… etc.

Y después de mucho mirar estos días, me encuentro más o menos con lo mismo que cuando la dejé. Los juegos no cabe duda que los hay de todos los estilos, los hay buenos, malos y regulares, pero hay algo que ha cambiado, y es que cada vez cuesta más encontrar juegos originales.

Parece que han optado por tirar de lo tradicional, mucho RPG, mucho juego para niños que se repiten con la misma “coletilla”, cambiando simplemente la palabra final y algo de puzzles.

Después de ojear hace poco más de 300 títulos por internet de un vistazo rápido, no he encontrado aún un juego que realmente me motive a jugarlo. También decir, que hace tiempo que no juego a nada, cosa extraña en mi, que siempre he sido un gran jugón, pero sin embargo cada vez me apetece menos. Quizás porque dedico más tiempo a la afición de la fotografía, con la que paso mi mayor parte del tiempo.

Así a groso modo, he probado con mi novia anoche el cooking mama, y parece que la gustó, y a mi no me disgustó, aunque bastante sencillo y repetitivo. No creo que aguante mucho tiempo en mi casa.

Por supuesto que los Ouendan son imprescindibles, tuve los dos, y son de lo mejor que he jugado en la DS. Asi que he probado el Elite Beat Agent, y bueno, es la misma mecánica, por lo que también me ha gustado. Aunque también tengo que decir, que el ambiente nipón que se respira jugando al Ouendan lo hace más especial.

El Phoenix Wright me ha parecido excesivamente lento, demasiado texto. El Hotel Dusk tampoco me ha gustado, aunque tiene una pinta excelente, no soy capaz de jugar a una aventura gráfica, me aburro rápido, excepto con las de los 80 (quizás, a lo que uno se ha acostumbrado).

El Metal Slug 7… pues eso, tener el metal slug en tu DS no está nada mal. La mecánica del juego es la de toda la vida, y me gusta como está hecho, igual que en la recreativa pero en pequeñito.

Pronto voy a probar el Rhythm Paraidse, es musical y he leido muy buenas críticas sobre él. También quizás pruebe el Dragon Quest IX, y el Pokemon diamente o alguno similar. Al Final Fantasy III jugué hace casi dos años (mi último juego desde entonces) y no estuvo mal, aunque terminé por abandonarlo antes de acabarlo. Asi que no sé si probar el IV.

Hace tiempo, también hablé sobre la posibilidad de crear juegos desechables. Quizás suene estúpido, pero tuve el valor de publicarlo.

Creo que jugué a tantos juegos buenos en su momento, que ahora me cuesta más ser selectivo.

¿Me recomendáis algún juego?

¿A quién hago caso?

La prensa especializada está para algo, en principio sería para informar. Pero cuando en un medio y otro lees una crítica totalmente opuesta ¿Qué es lo que falla?

Si los técnicos de cada materia se contradijeran con la facilidad que lo hace la prensa, no me quiero ni imaginar las consecuencias.

El País

Marca

Entonces para alguien como yo, que no vió el partido y que no tiene más que la prensa para informarse ¿Qué debería pensar? ¿Jugó bien o mal?

Poca ayuda me brindan los medios.

Cuando las medidas adoptadas no tienen ningún fundamento

Esta semana pasada fue el Womad en Cáceres y como todos los años, la gente suele salir a la plaza Mayor para ver los conciertos, mientras se toman unos calimochos, que suele ser la bebida típica y preferida en estas fiestas.

Yo quedé con unos amigos para comprar unos cartoncitos de vino y coca cola, como cuando éramos jóvenes :P e ir a la plaza para beberlos tranquilamente viendo a los cantantes y de paso, metiéndonos en el buen ambiente.

Mientras comprábamos, hubo un montón de rumores en el supermercado: que si no se podían meter botellas, que si no se podían meter cristales, que tampoco hielo… etc.

Sigue leyendo

Mi primera Blackberry

Tengo que reconocer que suelo ser a veces un poco caprichoso, sobre todo con cualquier “chisme” electrónico. Me encantan los avances de la tecnología, poder probarlos y tenerlos en mis manos.

Últimamente con la aparición de las redes sociales y de las mejoras en los móviles con conexión a internet, me he ido encaprichando de poder tener esa opción en cualquier lugar. Tener un móvil con conexión a internet 24 horas y con el que se pueda navegar y funcionar como casi de un pequeño portátil se tratase (salvando las diferencias).

Sigue leyendo

Traducción del inglés al inglés

Desde siempre han venido siendo curiosas, las traducciones que hacen de los títulos ingleses de muchas películas para la cartelera española. Pero lo que nunca había visto es que un título en inglés, se tradujera a otro título en inglés para España.

Antes, comentaban que las traducciones al español muchas veces no pueden ser literales (cosa que estoy de acuerdo), pero en esta ocasión ¿Qué excusa ponen?

Sigue leyendo