Archivo de la etiqueta: arquitectura

Grandes obras de energía solar

El otro día estuve con un buen amigo (compañero de clase en la universidad) en la obra en la que está trabajando ahora mismo. Es una espectacular explanada de muchos miles de hectáreas, repleta totalmente de paneles solares.

Últimamente este tipo de obras está siendo una de las principales inversiones de las empresas fuertes, ya que la venta del Kw que se obtiene de este tipo de infraestructuras se paga muy bien. Eso si, hay que tener bastantes millones de euros para conseguir hacer una obra de tal envergadura, aunque independientemente siempre saldrá más rentable vender el Kw solar, que consumirlo uno mismo.

Aquí os dejo unas fotillos que tiramos en la obra, en donde podreis ver una pilotadora, una máquina enorme que hace las perforaciones en el terreno para realizar depués los pilares de hormigón armado. Esta máquina estaba realizando agujeros de tres metros de profundidad y al menos metro y medio de radio.

No pongo fotos de la obra, porque parece ser que no está permitido (ante la inseguridad, prefiero abstenerme), asi que solo os muestro esa enorme máquina y el tipo de trabajo que realiza.

Pilotadora

Pilotadora y retro-excavadora

Pilar con el armado listo.

Yo, con el chaleco y casco obligatorio para circular por la obra.

Datacad en sus inicios

 Reordenando el otro día en el estudio de mi padre, encontré este peculiar y conocidísimo programa. El famoso Datacad, uno de los softwares de artquitectura más conocidos.

Lo peculiar de este datacad, es que fue uno de los primeros que sacaron a la venta. Y como podreis comprobar en las fotos, así es como lo enviaban.

El programa venía empaquetado en una caja de cartón, y punto. Sellado con celo.

Un manual y su garantía.

 Dentro encontrabas tres manuales y dos cajas de disquetes de 3 1/4 repletas de estos.

 En total 20 disquetes, y un montón de tiempo para instalar el programa.

1 Con el consiguiente problema que en esos tiempos daban las instalaciones y los disquetes. Pero bueno, era lo que había entonces. Asi que, como para echar de menos aquella época. Con lo bien que instalamos ahora desde los Dvds.

Eso si, en aquellos tiempos, pocos programas podías encontrar en el mercado que fueran más competentes que el Autocad y el Datacad. Además, de que la ventaja del Datacad con respecto al Autocad, es que el Datacad está más preparado para arquitectura y da mucha mayor velocidad y facilidad a la hora de diseñar. Mientras que el Autocad, se ha caracterizado y se sigue caracterizando, por su versatilidad a la hora de ponerlo en uso, ya que no está centrado en una especialidad en concreto y es un programa muy variado.

Finalmente el precio era muy elevado, cosa que sigue siendo hoy en día en este tipo de programas. Además, este venía con la mítica “pastilla” que se insertaba en la entrada PORT de nuestro pc, para que el dispositivo no pudiera ser crackeado.

¡Que tiempos aquellos!

Viviendas de 6 metros cuadrados

La idea surgió gracias a un trabajo de clase propuesto por el arquitecto británico Horden
El proyecto costó 500.000 euros, pero cada unidad saldría al mercado por 25.000 euros

Está claro que este hombre no tiene que saber muy bien lo que es estar en una habitación de ese tamaño, asi que cuanto menos en una casa de 6 metros cuadrados. Asi pues, mansiones de lujo las viviendas de 30 metros cuadrado de la señora ministra, al lado de estas.

La idea surgió gracias a un trabajo de clase propuesto por el arquitecto británico Richard Horden. El resultado fue lo que veis en las fotos, unas bonitas y acojedoras cajas de cerillas para personas. Y sobre todo por los problemas que hay en ciudades como en Tokyo y Munich para conseguir una vivienda digna.

Como vereis en la foto nada más entrar nos encontramos con el baño y un “expléndido” comedor (nótese la ironía), que también sirve para trabajar y dormir. En él se pueden levantar dos camas para cuatro personas (4 personas, madre mia). La mayoría de los muebles son plegables.

Internet, estéreo, televisión integrada de pantalla plana y una moderna cocina son otras de sus comodidades situadas en apenas 2,6 metros de largo (claro, eso para el que pueda, no creo yo que lo incluyan en el lote). Eso sí, pequeño, pero carísimo. El metro cuadrado del prototipo salió por cerca de 85.000 euros. En total, costó medio millón de euros, aunque se esperaba por aquel entonces que su valor se abaratara hasta los 25.000 euros una vez que su construcción se produzca en serie.

Todo sea dicho, que estos “pisos”, “zulos”, casas o como se les quiera llamar, lo único que pueden conseguir es encarecer el piso de una vivienda digna y encima lanzar el nivel de vida mínimo por los suelos.
A ver quien es el guapo que quiere meterse en una casa con ese cubicaje a vivir, y eso sin contar que un día te visite la familia, tendrás que sacarlos a la calle.
Y claro, ahora vendrán a decirnos “¿Ves como las viviendas de 30 metros cuadrados no están tan mal?” Pues mira, si el que aprueba tales desmedidas, me dice que va a vivir toda su vida ahí o parte de ella, quizás me lo empiece a plantear.

Por favor, que aún somos personas, o eso creo.

Aunque por suerte, el precio de las viviendas de segunda mano está cayendo (O eso dicen) y puede ser una forma de recuperar un poco la dignidad de no estar pagando por una mierda de casa (y perdón por la expresión) el resto de nuestra vida.